Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
bicicarril-
Bogotá: 24 agosto 2015

Bicicarriles, una apuesta de ciudad por la calidad de vida y la igualdad para todos los bogotanos

En lo corrido de 2015, el IDU ha realizado el mantenimiento y adecuación de 35 kilómetros de bicicarriles en vías de las localidades de Puente Aranda, Kennedy, Teusaquillo, Antonio Nariño, Usaquén, Barrios Unidos, Fontibón y Suba, con una inversión cercana a los 6.700 millones de pesos.

Con estos trabajos, no solo se está demarcando el bicicarril, sino, además, se realiza el mantenimiento de las vías para ponerlas a punto, tanto para los vehículos automotores como para las bicicletas.

Actualmente hay en ejecución 25 frentes de trabajo en distintas localidades de la ciudad que, de acuerdo a los diseños realizados por la Secretaría de Movilidad, pueden llevar demarcación y segregación del carril, y otros dan prioridad de circulación a la bicicleta en carriles compartidos debidamente demarcados y señalizados.

La primera etapa del proyecto de bicicarriles fue la socialización, que inició en el año 2014 en la que participan la Secretaría de Movilidad y el IDU, en un trabajo conjunto que continúa. A la fecha, se han realizado 48 reuniones de socialización en 14 localidades y de acuerdo a las actas, de los 9.825 ciudadanos convocados tan solo 1.023 asistieron.

Además se han vinculado 12 colegios distritales en donde se presentó el proyecto en las localidades de Tunjuelito, Candelaria, San Cristóbal y Engativá, a 2.854 personas entre estudiantes de primaria, bachillerato y docentes.

De acuerdo con William Vallejo, asesor en movilidad, “Se estima que en Bogotá el 6% de los viajes diarios se realizan en bicicleta, con esta iniciativa se ofrece una infraestructura adecuada, eficiente, que permite la conectividad con la red existente (403 Km) bajo condiciones seguras tanto para peatones, vehículos automotores y para el creciente número de usuarios de la bicicleta como medio de transporte”.

Los bicicarriles son una forma de concebir la movilidad mediante la distribución equitativa del espacio entre los usuarios de la vía; en algunos trayectos de la malla vial de Bogotá los anchos de carril permiten la implementación de esta iniciativa mediante la reducción de sus anchos de acuerdo a los parámetros nacionales y distritales. Todos los tramos pasaron por la etapa de viabilización donde se estudia el impacto en las condiciones del tráfico existente y se define el diseño para cada uno teniendo en cuenta las particularidades de cada sector.