Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Tapa-Bogota
Bogotá: 25 enero 2016

Día sin carro al mes para todos los funcionarios del Distrito en Bogotá

Un día al mes se cerrarán los parqueaderos de todas las entidades del Distrito.

El alcalde Enrique Peñalosa quiere que su discurso sobre el desestimulo del uso del carro particular en Bogotá se haga efectivo y acaba de tomar acciones concretas al respecto, seguramente no ajenas a la protesta y la controversia, al interior de su administración.

El mandatario acaba de ordenar que un día al mes se cierren los parqueaderos de todas las entidades del Distrito para que los funcionarios se movilicen ese día en bicicleta o transporte público.

Peñalosa ya lo viene haciendo y por lo general llega a la Alcaldía en bicicleta o en TransMilenio, donde -de paso- dialoga con los pasajeros para oír los problemas y ordenar de inmediato las soluciones.

La idea de empezar a desestimular el uso del carro particular en Bogotá busca atacar uno de los problemas de fondo de la movilidad, la falta de vías que soporten el tráfico vehicular.

Como es obvio que el parque automotor seguirá creciendo (¿cómo prohibir la compraventa de carros?) Peñalosa busca generar conciencia, a partir del ejemplo, de la importancia de usar bicicleta o transporte público para contribuir a una mejor movilidad.

Está por fijarse el calendario respectivo, esta misma semana, porque el alcalde insiste que nada puede quedarse en los anuncios o los discursos.

Peñalosa ha venido saliendo los fines de semana a varias localidades (la primera fue Bosa) y secretarios y funcionarios que le acompañan deben hacerlo en bicicleta. Es posible que algunos, por falta de práctica, hagan la trampita de sumarse en los últimos kilómetros.

Peñalosa dio la orden y la hará cumplir. Ya vendrán las excepciones y hasta las protestas soterradas de los subalternos, pero el proceso resulta interesante. Es como si el alto gobierno decidiera que por un solo día todos los ministros y altos funcionarios vivieran con el salario mínimo.