Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Bogotá: 24 octubre 2013

FACTURACIÓN DEL SERVICIO DE ASEO SE REDUCIRÁ A LA MITAD A PARTIR DE 2014

A partir de 2014 se verá reflejada una nueva reducción para los usuarios del servicio de aseo, esta vez por concepto del costo de la facturación, según lo anunció el alcalde Gustavo Petro Urrego.

“Los precios de facturación, los costos que implica para el servicio de aseo y que se cargan a los usuarios se van a reducir el año entrante a la mitad de lo que se paga”, indicó el mandatario.
Petro recalcó que “las cifras demuestran que el servicio del aseo disminuyó su costo, a 10 de octubre se facturó 235 mil millones de pesos en toda Bogotá, mientras que el año pasado para este mismo periodo alcanzó 370 mil millones de pesos”. El burgomaestre destacó que a 31 de diciembre la proyección es que se le deje de cobrar a los usuarios aproximadamente 40 mil millones de pesos, lo que representa la rebaja en tarifas.
“El primer gran beneficio, a pesar de que estamos remunerando a los recicladores por primera vez en la historia de Bogotá, es que la reducción de tarifas es real y el servicio de aseo que tenemos es más eficaz que el que existía”.
Frente al caso de Distromel, empresa que contrató la administración pasada para ser la encargada de la facturación de aseo de la ciudad, Petro manifestó que “es una empresa que en nuestra opinión pertenecía al cartel de la contratación, tenía un contrato con la Uaesp, básicamente para servicios de facturación y en mi opinión fue una estafa”.
Agregó que “cerca de 30 mil millones de pesos fueron girados en la última administración a Distromel y la verificación de sus productos de lo que realizó es desastrosa, varios de los testigos del cartel de la contratación ante fiscales han confesado que hacía parte del engranaje con que se trasladaban dineros públicos a bolsillos particulares, estas son las evidencias que hay frente a esta firma, lo que dejó un gran vacío de tipo institucional y de instrumentos de control sobre el aseo a la Uaesp”.
Enfatizó que “si algo puede caracterizar el servicio de aseo en Bogotá y en muchas partes de Colombia en la última década es que no tenía control público y fue por eso precisamente que más de medio billón de pesos desde el inicio de la concesión hasta el final de ella fueron cobrados a los usuarios de Bogotá de manera excesiva, de manera ilegal, como lo denunció en su momento la contralora General, Sandra Morelli. Al operar el servicio de aseo de manera directa nos consta que efectivamente más de medio billón fueron cobrados en exceso”.