Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Bogotá: 2 abril 2014

¿SE ABRE LA POSIBILIDAD DE QUE PETRO VUELVA A LA ALCALDÍA?

La Corte Constitucional y el Consejo de Estado tienen la respuesta. Optimismo entre los petristas. ¿Se abre la posibilidad de que Petro vuelva a la Alcaldía?. Gustavo Petro espera la respuesta a una acción de nulidad que presentó.

La ‘saga’ de Gustavo Petro tiene un nuevo desarrollo. Luego de que el presidente Juan Manuel Santos nombró a Rafael Pardo alcalde encargado de Bogotá y le dijo adiós a la figura más reconocida de los Progresistas, ahora el líder de izquierda podría resurgir de las cenizas.

¿Por qué? En este momento está en manos del magistrado del Consejo de Estado Gerardo Arenas Monsalve la posibilidad de que regrese de nuevo Petro al Palacio de Lévano. Esto si se aprueba una medida cautelar.

Este martes el Consejo de Estado volvió a tener conocimiento en el caso del exalcalde Petro, no a través de una acción de tutela, como en ocasiones anteriores, sino con una acción de nulidad y restablecimiento del derecho, la cual llegó desde el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que declaró su falta de competencia para conocer el asunto.
El magistrado Arenas Monsalve, por sorteo, será el encargado de definir si acepta o no acción de nulidad, al igual que tendrá que definir si suspende los efectos del fallo de la Procuraduría mediante una medida cautelar.

El magistrado Arenas se ha caracterizado por su tendencia liberal y garantista. Así lo dejó en evidencia en dos ocasiones en este caso, en donde abiertamente salvó su voto y argumentó que a Petro se le vulneró el debido proceso con el fallo que lo destituye e inhabilita para por 15 años, así como cuando se le negó el amparo solicitado por las 23 tutelas que llegaron a ese tribunal.

Quienes lo conocen aseguran que el pensamiento del magistrado Arenas siempre ha estado enfocado a la falta de competencia de la Sala Disciplinaria de la Procuraduría para haber definido el proceso contra el exalcalde Petro. Esto lo confirma su salvamento cuando anotó que, a la luz de la Constitución, era el despacho del procurador general quien debía realizar el proceso disciplinario contra el alcalde, por ser esto una supuesta infracción manifiesta de la Constitución.

“Dicha sanción debe provenir directamente del procurador general y debe ser comunicada al presidente para su ejecución; en cambio, si la competencia fuera del delegatario, el procurador sería sólo un “emisario” entre su subalterno y el presidente, lo que no se compadece con la trascendental función constitucional del procurador”, indicó entonces el salvamento de voto.

Se trata de un tema puramente formal, sin embargo, sería un punto importante para amparar los derechos del exalcalde a través de una medida cautelar que lo devolvería al cargo.

Los petristas creen que en esa posición del magistrado estaría la salvación de Petro. Por eso hacen votos para que esto ocurra. Si ello pasa, sería de inmediato cumplimiento. Es decir, Gustavo Petro tendría que retomar su cargo como alcalde mayor de Bogotá hasta tanto no se produzca una acción de fondo en el Consejo de Estado sobre la acción de nulidad. Pero eso está por verse.

Es de anotar que esta decisión le corresponde expresamente al magistrado Arenas y no necesita ningún tipo de votación para decretarla. Se espera que en transcurso esta semana se tome una medida.
Por otro lado, los petristas encienden otra vela en la Corte Constitucional. A este tribunal llegó una tutela que busca también que se le otorguen a Petro medidas cautelares. La decisión quedó en manos del magistrado Jorge Iván Palacio, quien también puede decretar la medida cautelar.