Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Bogotá: 2 marzo 2015

LA ECONOMÍA DE BOGOTÁ CRECIÓ 3,8% EN EL TERCER TRIMESTRE DE 2014

Según el boletín de dinámica económica elaborado por el Observatorio de Desarrollo Económico, con cifras del DANE, en el tercer trimestre de 2014, la economía bogotana creció 3,8% con respecto al mismo trimestre del año anterior. Los sectores que más crecieron fueron la construcción, que incluye edificaciones y obras civiles, con 6,8%; transporte, almacenamiento y comunicaciones, con 5,7%; y actividades de servicios sociales, comunales y personales con 4,6%. Por su parte la industria refleja un comportamiento negativo en el tercer trimestre del año, cayó 4,5% en valor agregado.

El doctor Carlos Simancas Narváez, secretario Distrital de Desarrollo Económico, destaca que “el crecimiento de 30% en la construcción de vivienda, oficinas y establecimientos comerciales, entre otros, refleja que es un sector ganador en el tercer trimestre del año. Además de jalonar otros segmentos industriales es un gran generador de empleo. Incluso en el último trimestre de 2014 vinculó 258.640 trabajadores, cifra muy cercana al record de 2012 de 280.000 empleados en el sector”.

El boletín resalta la importancia del sector servicios en la ciudad, ya que en conjunto explican el 70% del crecimiento económico de Bogotá. Se destaca el comportamiento de las telecomunicaciones y establecimientos financieros que crecieron durante el trimestre 6,5% y 7% respectivamente.

Simancas Narváez, afirma que “Bogotá es una ciudad que se consolida cada vez más en el desarrollo de servicios: financieros, a las empresas y de telecomunicaciones entre otros. El tamaño del mercado bogotano y el poder adquisitivo de los hogares han permitido el crecimiento del sector. Hay que recordar que Bogotá genera cerca del 50% del valor agregado del país en esta actividad”.

El boletín también prende las alarmas sobre el comportamiento del sector industrial en Bogotá. Si bien no fue un buen año en general para la industria en el país, en Bogotá el efecto negativo ha sido más pronunciado.

Al respecto, agregó Simancas, “La Secretaría de Desarrollo Económico debe continuar con los programas de fortalecimiento del sector empresarial, como el centro de servicios compartidos Zasca en el Restrepo y en Policarpa que han beneficiado a cientos de empresarios del sector de calzado, textil y de confecciones y así, poder mitigar las crisis en los países vecinos y los efectos que pueda traer la devaluación de la moneda en las industrias bogotanas”.