Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Bogotá: 28 abril 2014

LAS FÓRMULAS PARA REDUCIR LOS TRANCONES EN BOGOTÁ

Las obras, proyectadas por la Alcaldía Mayor de Bogotá, la Gobernación de Cundinamarca y la Agencia Nacional de Infraestructura, se construirán en los próximos seis años. Sin embargo, las agobiantes congestiones reflejan algo más que falta de vías. La capital está sufriendo los efectos de la aglomeración urbana.

Por un lado, una alta tasa poblacional, que crece a un ritmo de 1,28 por ciento anual y hará que la ciudad pase de 7,4 a 8,5 millones de habitantes en el 2020, y por el otro un crecimiento del 10 por ciento anual del parque automotor, con el que Bogotá tendrá para esa misma época más de 2 millones de vehículos particulares, 700.000 más de los actuales.

Debido a esos crecimientos, como en las grandes ciudades del mundo, los habitantes de Bogotá empezarán a ver que para llegar a sus lugares de destino deberán complementar sus viajes en carro con diferentes modos de transporte como bicicleta, transmilenio, bus o caminando.
En últimas, los dolores de cabeza por el tráfico dependerán de la ruta que se utilice y de la oferta vial y de transporte que se tenga más cerca de la casa.

Según el Índice de Movilidad, en el nororiente de la ciudad, incluyendo Teusaquillo, viven los ciudadanos con mayor capacidad para movilizarse. “No solo están en áreas de baja densidad poblacional, sino que cuentan con alta capacidad de pago (salarios per cápita mayores a 1’200.000), más acceso al carro particular, además de beneficiarse de la cercanía a las zonas empresariales”.

LOS PROYECTOS PARA MEJORAR LA MOVILIDAD

DESCONGESTIONAR LA VÍA A SOACHA

El primer proyecto contempla la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) y su conexión con la Calle 13, la cual desembotellará la vía principal de Soacha, y le dará otra opción de acceso a la ciudad a los viajeros que circulan por la doble calzada a Girardot. Las obras, según el IDU, incluirán la rehabilitación del tramo entre Canoas y el río Bogotá. Otra propuesta que se contempla es un paso elevado, tipo puente, que permita cruzar el municipio cundinamarqués en corto tiempo.

AMPLIACIÓN DE LA AUTONORTE Y LA SÉPTIMA

Los trabajos se realizarán en las calzadas occidental y oriental entre calles 191 y 245. También se incluye la rehabilitación de las calzadas entre las calles 191 y 80. En la Caracas se estudia la construcción de pasos subterráneos entre la Calle 41 y la Calle 80. En cuanto a la séptima se planea ampliarla a doble calzada entre calle 182 y la calle 245. Así mismo se le hará mantenimiento desde ese punto hasta la 127.

VÍA EXPRESA LA CONEJERA

La obra comprende una intersección elevada en la calle 170 con carrera 92, y la ampliación de la calzada existente de la vía Suba – Cota costado sur desde el final de la mencionada intersección hasta la variante de Cota, incluyendo el nuevo puente sobre el río Bogotá.
Este proyecto se encuentra en etapa de factibilidad y se están haciendo estudios técnicos, ambientales, prediales, jurídicos y financieros, con el fin de determinar el alcance definitivo de la propuesta.

LA PERIMETRAL ORIENTAL DE CUNDINAMARCA

Es uno de los proyectos más cuestionados de la ANI dentro de las concesiones de cuarta generación.
La idea es que la carretera en licitación evite que el tráfico pesado de los Llanos congestione vías como la Boyacá, Av. Ciudad de Cali y la 68. La perimetral, que tiene una alta pendiente, pasará por los municipios de Cáqueza, Choachí y La Calera, y se conectará con un túnel de 4,5 km en la calle 170.

COBROS POR CONGESTIÓN Y ALQUILER DE BICICLETAS

El Distrito estudia la posibilidad de establecer como primera zona de cobro por congestión entre las calles 72 y 116, entre Autonorte y carrera séptima.
A esta estrategia se le sumará la implementación del programa de bicicletas públicas.La primera fase se implementará en Kennedy y Chapinero, luego llegará a 6 zonas de la ciudad como Teusaquillo, Galerías y Usaquén. Las ciclas se prestarán por media hora. Costará dos pasajes (2.800) de la tarjeta Tullave.

TRANSMILENIO POR LA BOYACÁ

La troncal tendrá una longitud de 35 kilómetros, desde Yomasa (sur de la ciudad) hasta la calle 170, y estará conectada con el Portal Norte. Tendrá conexiones con las troncales existentes de la Av. Villavicencio, Autopista Sur, Américas, Calle 26 y Calle 80.
En las zonas del occidente y sur de la ciudad, viven las personas que se ven sometidas a los mayores tiempos de viaje (por encima de la hora).