Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Bogotá: 31 marzo 2015

LO BUENO DE ABORDAR EL BUS EN LAS TERMINALES

Que los usuarios tomen el bus en las terminales, se traduce en beneficios innumerables para los transportadores, la ciudad, el medio ambiente y La Terminal. Porque aquí pasan cosas buenas como estas:

BENEFICIOS PARA LOS USUARIOS:

Modernización del parque automotor: Con el ánimo de ofrecer un mejor servicio frente a la competencia las empresas se verán en la necesidad de contar con vehículos más modernos, lo que redunda en la comodidad a los usuarios y mayores condiciones de seguridad al viajar por carretera.
Incremento de la seguridad y comodidad: Revisión técnico mecánica  a los vehículos, control de calidad al servicio ofrecido, fumigación vehicular, control equipo de carretera, pruebas de alcoholimetría, exámenes de aptitud física y visual a los todos los conductores que salen a prestar el servicio desde las terminales.

Seguridad garantizada: Presencia y apoyo permanente de diferentes especialidades de la Policía Nacional en las instalaciones de La Terminal, Estación de Policía XXII, Vigilancia Privada, controles de seguridad por organismos como la DIJIN y SIJIN, arcos detectores de metales en las entradas, modernos circuitos cerrados de televisión monitorean las instalaciones a través  de cámaras en la Terminal Central y en la Terminal de Sur, de tecnología IP con sonido que garantizan la seguridad a nuestros usuarios, todo esto durante las 24 horas del día los 365 días del año.

Facilidad para acceder al servicio: Porque todo lo encuentra en un solo punto (La Terminal), y no debe desplazarse a ninguna otra parte para obtener un servicio de optima calidad con la facilidad y una efectiva respuesta en torno al servicio de transporte de pasajeros por carretera y todo lo que de él se deriva.

Accesibilidad servicios complementarios: En las terminales puede realizar diligencias bancarias, ante entidades del orden nacional y distrital, compras en establecimientos de comercio fácilmente y con la comodidad y seguridad que solo La Terminal les puede brindar, situación que no se encuentra en las vías de la ciudad.

Precios justos: Tarifas legalmente autorizadas por el Ministerio de Transporte y controladas por la Superintendencia de Puertos y Transporte, garantizándole al usuario que no haya abusos en el cobro y tarifas desbordadas, situación que si ocurre cuando el conductor lo recoge en las vías de la ciudad y cobra los valores que el determine.

LO BUENO PARA LOS TRANSPORTADORES:

Ahorro de combustible: Por cuanto al realizar menos paradas sobre la vía, el vehículo disminuye el consumo de combustible.
Menos desgaste del vehículo: Cuando un vehículo se detiene y se pone en marcha nuevamente en repetidas ocasiones, se va generando un desgaste de la máquina. (frenos, clush, etc.)

Disminución de gastos operacionales: En la medida en que los vehículos no gastan combustible, neumáticos etc, los dueños del parque automotor no gastarán dinero por estos aspectos.

Disminución de tiempos de desplazamiento: Esto se debe a que las paradas frecuentes generan trancones en las vías, esto hace que los desplazamientos sean más complicados y demorados.

Optimizar  parque automotor: facilidad para programar el parque automotor de acuerdo con la demanda existente.

Incremento de ingresos: Al incrementar el flujo de pasajeros en La Terminal las empresas transportadoras directamente incrementan la venta de tiquetes con el valor real autorizado por el Ministerio de Transporte y regulado por la Superintendencia de Puertos y Transporte.

LO BUENO PARA LA CIUDAD:

Mayor movilidad: Las congestiones en las vías principales desaparecen al eliminarse los paraderos provisionales y las paradas en vía.

Disminución de la contaminación ambiental: Reducción del ruido, la polución y la emisión de gases, lo que genera un compromiso con el ambiente.

Menos desorden en las vías: control a vendedores ambulantes, paraderos provisionales, revendedores de tiquetes; actividades que se generan en los alrededores de estos paraderos informales e ilegales.

LO BUENO PARA LA TERMINAL:

Incremento del despacho de pasajeros: Al evitar que los usuarios de las terminales tomen el bus en las vías de la ciudad generaremos que asistan y hagan uso de las instalaciones lo que redunda en un incremento del despacho de pasajeros, lo que se traduce en incremento de ingresos económicos para La Terminal por el uso de los diferentes servicios complementarios ofrecidos en las instalaciones.

Incremento del despacho de vehículos: al tener mayor afluencia de pasajeros directamente se incrementará el despacho de vehículos.

Incremento de la venta de tasas de uso: las empresas transportadoras incrementarán la compra de tasas de uso (valor que paga el transportador por la operación desde La Terminal y el cual varía de acuerdo al destino al que se dirija), lo que se traduce en mayores ingresos económicos para La Terminal.

Incremento en la satisfacción de los comerciantes: las ventas en los servicios complementarios se incrementarán.

Incremento en la satisfacción de los transportadores: el incremento en la venta de tiquetes redundará en mayor ocupación de los vehículos y mayores ingresos económicos para las empresas transportadoras.

Incremento de empresas transportadoras: Empresas transportadoras que no operan en La Terminal pueden solicitar espacio en las terminales para poder ingresar a operar desde las mismas.

Incremento del parque automotor: Al incrementar la demanda de pasajeros directamente las empresas deberán incrementar el parque automotor, lo que genera aumento en venta de tasas de uso para La Terminal.

Disminución de prácticas irregulares: Mayor control sobre el revoleo, pregoneo, sobreventa de tiquetes y especulación en los precios.

Disminución de la informalidad: Mayor control sobre el funcionamiento de las empresas transportadoras tanto las legalmente constituidas como sobre las que operan de manera informal.