Terminal de TransporteTerminal de Transporte de Bogotá

Lectura
Bogotá: 16 mayo 2014

NUEVA ESTACIÓN PARA LA CARGA DE TAXIS ELÉCTRICOS EN EL SALITRE

Con una inversión cercana a 500 millones de pesos, CODENSA puso en servicio una nueva 'electrolinera' (estación de recarga eléctrica), para los taxis eléctricos que circulan en la ciudad desde septiembre de 2013.

La nueva infraestructura, ubicada en el parqueadero de la bolera de El Salitre (calle 63 con carrera 68), cuenta con 13 cargadores y funcionará las 24 horas del día, para mayor comodidad y facilidad de uso por parte de los propietarios de los taxis que forman parte del Plan Piloto de la Alcaldía Mayor de Bogotá, con el que se busca masificar el uso de medios alternativos de transporte público diferentes a los de combustión fósil y que sean amigables con el medio ambiente.

Con la de El Salitre, ya son tres las 'electrolineras' que CODENSA ha puesto en servicio para uso del los taxis eléctricos. Las otras dos se encuentran ubicadas en el parqueadero subterráneo del Tercer Milenio y en la diagonal 47 con 77C.

Al finalizar el año, se contempla haber puesto dos estaciones de recarga más en el norte de la ciudad, zona en el que se ha concentrado la operación de los taxis eléctricos. La inversión hecha por la empresa en el piloto en las primeras dos estructuras fue cercana a $800 millones y este año se tiene un estimado de $1.000 millones más.

Desde el inicio del proyecto de taxis eléctricos, los 26 vehículos que están en operación han recorrido 640.000 kilómetros, distancia en la que se han dejado de emitir 75.000 kilógramos de CO2 y se han ahorrado 49% del valor que hubieran consumido en gasolina.

“El cambio a taxi eléctrico ha sido positivo desde todo punto de vista. El ahorro en combustible es muy significativo. Ahora me gasto en energía casi la mitad de lo que pagaba antes en gasolina”, dijo Orlando Bogoya, uno de los propietarios beneficiados con el proyecto de la Alcaldía.

Sobre los taxis eléctricos
El proyecto de taxis eléctricos está conformado por 50 carros eléctricos alimentados con baterías internas recargables. Estos taxis tienen una mayor eficiencia energética que los vehículos de combustión, no generan emisiones directas a la atmósfera y no requieren la utilización de aceites lubricantes.

En el proyecto participan las secretarías de Ambiente, Movilidad y General, el IDRD, DADEP y las empresas CODENSA y EMGESA; Fundación Clinton, Praco Didacol, BYD, Helm Bank, Bancoldex y las empresas de taxis Taxatélite, Taxis Teleclub, Taxi Roxi Internacional.